domingo, 31 de mayo de 2009

La Eternidad y un día


Pasa como en esas películas donde se desdibuja el límite entre realidad y ensoñación, donde una mujer descalza camina sobre la arena de un mar calmo, vestida de blanco y descalza. Pasa , como en esas películas donde un hombre vestido de negro agita un pañuelo sobre una colina, un hombre vestido de negro y con un pañuelo blanco.

¿Y que más puede pasar en esas películas? Un comprador de palabras, poeta desconocido con un poema a cuestas, interminable y eterno como su deseo. Un niño de triste sonrisa que canta versos de flores y ausencias, un niño rubio que sonríe.

Y un día, el último, donde se pueden comprar todas las palabras que terminen ese largo poema, donde recuerdes a la mujer descalza caminar sobre la arena y ese niño te sonría por última vez, sentado en un autobús, escuchando una orquesta tocar una música hermosa, ese día que puede durar una eternidad.


“El rocío del último amanecer anunció la llegada del Sol radiante. Ninguna neblina o sombra desafió al mar. La perfección del cielo sin nubes acariciando los rostros allá abajo, como si susurrase en el escondite del corazón; la vida es dulce”

jueves, 28 de mayo de 2009

Vieja (nueva) imagen

Escasas las horas donde pude hallarte,

tan pura y serena, tan suave y eterna.


El margen de error ya no cuenta,

he traspasado los límites y tus ojos aún,

me develan una historia incompleta.


El pelo crece, tu espalda lo siente, tus hombros

lo sostienen. Luces distinta, tan rara, tan nueva.


Solo te veo, solo te sueño en tiempos lejanos

donde éramos sólo dos, con los pies descalzos y

la risa altiva.


Vuelvo a pensar que nada es para siempre,

dos extremos que se enfrentan al deseo de lo eterno.

Vivir lo instantáneo de forma duradera, siempre es

posible recordar, por eso seguimos acá.

martes, 26 de mayo de 2009

Mimesis


Sucia muchedumbre que empaña los vidrios,

se golpean y se gritan, se ofuscan y se escupen.

El ser humano en peligro de extinción.


¿Qué pasa con los de al lado?, los que aparentan

tener la misma voz, las mismas ideas,

los mismos cuerpos.

La individualidad ha muerto, la autenticidad ha

renunciado a su significado.


No somos copias con derecho de autor.

Somos vos, yo, él, ella, somos nosotros, ustedes.

Eso somos, un complejo universo de ideas y materia,

de soledades y obsesiones, de deseos y frustraciones.

Y al final, siempre, la ansiada felicidad.



lunes, 25 de mayo de 2009

Poema Dadaísta (intento)



En el tiempo de los asesinos,


los de adentro y los de afuera.


Yo te amo, yo tampoco,


suma pero no alcanza.


Un arranque de la música


al ritmo de Madrid.


El buzón medio vacío protesta


contra el sueño de Bismarck.


Fumate una cerveza, poesía de sábado.


El poder del cine, un plato de fantasía.


(Irina, una chica Chéjov)


viernes, 22 de mayo de 2009

Monólogo

El aire parece contaminado de una sensación peculiar, indefinida, que nos vuelve inciertos y agrios. Hace tanto que no escucho, ni leo, ni vivo como me gusta hacerlo. Es como si la vida que viviéramos por momentos no fuese nuestra, pero aún pareciéndonos una vida ajena, la vivimos de igual forma.


Y me encrapicho en vivir de otra manera, más relajada, en una conexión permanente con todo lo que me rodea, olores, texturas, sensaciones. Ya no camino por las calles mirando al cielo, ya mi pollera no gira al viento; ahora camino apurada y mirando al suelo.


El tiempo se ha vuelto superficial, tantos días soleados y aparentemente serenos me hacen desconfiar, siento aproximarse una tormenta. ¿No encuentras cierta similitud entre el estado del tiempo y nuestro estado? ¿Acaso no esperamos esa tormenta con la esperanza que se lleve con ella esa vida ajena que no nos pertenece?

Demasiadas preguntas, infinidad de respuestas y la tormenta se acerca. Sé, que la paciencia nos enriquece y el dolor nos enseña que siempre que caemos es posible volverse a levantar, por eso confío que esta tormenta, como tantas otras, también pasará.

miércoles, 20 de mayo de 2009

La enamorada


Ante la lúgubre manía de vivir
esta recóndita humorada de vivir
te arrastra Alejandra no lo niegues.

Hoy te miraste en el espejo
y te fuiste triste estabas sola
y la luz rugía el aire cantaba
pero tu amado no volvió

Enviarás mensajes sonreirás
tremolarás tus manos así volverá
tu amado tan amado

Oyes la demente sirena que lo robó
el barco con barbas de espuma
donde murieron las risas
recuerdas el último abrazo
oh nada de angustias
ríe en el pañuelo llora a carcajadas
pero cierra las puertas de tu rostro
para que no digan luego
que aquella mujer enamorada fuiste tú

Te remuerden los días
te culpan las noches
te duele la vida tanto tanto
desesperada ¿adónde vas?
desesperada ¡nada más!


Alejandra Pizarnik


lunes, 18 de mayo de 2009

Los enamorados


(Dos extraños en Parque Lezama)


Amor, palabra indescriptible, como la sensación que te produce sentirlo. Sentimiento absurdo, inequívoco y aniquilador. Te consume y te exime de vivir una vida tranquila y sin sobresaltos. El amor es así, muy pocos se salvan de vivirlo y algunos creemos estar salvados por haberlo padecido. Mi punto de vista, carente de positividad relativa. Mis años de vida, repletos de negatividad asumida.

Razones y desazones, prudencia obsoleta, tiempos en desventaja. No hay más ni menos que lo que ves, lo que escuchas y lo que sientes. No hay libros, ni frases, ni recetas para el amor. Lo deseas, llega, lo vives, lo disfrutas, lo pierdes, lo recuerdas y vuelves a desearlo. Historia cíclica, el eterno retorno, el esperado regreso. Profecía autocumplidora, el esperar desespera y el no espero nada, no existe. Todos esperamos algo, a alguien, un no sé que. El amor es búsqueda de un otro y a la vez búsqueda de uno mismo y al encontrarse o reencontrase, es esa sensación la que te devuelve el sentido de la existencia.

domingo, 17 de mayo de 2009

Ser

Pútridos momentos colmados de soledad deseada, personas que no llenan espacios, lugares ausentes, gente perdida Alcohol, cigarro, olores, manos, cuerpos que danzan, frases sueltas que llegan a mis oídos. Busco y no encuentro, palpo y no siento. Sabía que podía perderme, sé que no voy a encontrarte.


Humo que da textura al aire limpio, narcótico social, pose que seduce. ¿Soy una más? No lo creo. Hay un puente que nos une, sin embargo el enorme río nos separa. Ese río que fluye y se lleva consigo todo aquello que no quiero ser, todo a lo que renuncio.

No soy una más, soy yo y como me gusta ser.

viernes, 15 de mayo de 2009

Tránsito



Vida mezquina, hiriente muerte.

Velos que cuelgan sobre rostros sin nombre.

Musa imperfecta de escasos atributos.


Calles marchitas de pasos ausentes.

Tiempo infame.

¿Qué nos deparan las horas pasadas?

Infinita carencia de horas presentes.


Darse vuelta, mirar al paredón.

Muerte señalada, sin culpas anunciadas.

Era hora ya!

Seguir mi camino de frente al Sol naciente.

jueves, 14 de mayo de 2009

Necesidades


Nacer, crecer, reproducirse, morir.

Necesidades inventadas, cálculos imprecisos

para una vida segura y confiable.


Comodidades amuebladas, palabras costosas,

gastado discurso ¿Cuánto cuesta “ser”?

¿Es necesaria la inminente muerte de la libertad?

Virtuosismos reprimidos, tristes copias

de talentos derrochados.


El deseo es eterno e incompleto, siempre lo será.

Y lo único necesario debe ser vivir, tal como uno “es”.

miércoles, 13 de mayo de 2009

El despertar

Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
y se ha volado
y mi corazón está loco
porque aúlla a la muerte
y sonríe detrás del viento
a mis delirios

Qué haré con el miedo
Qué haré con el miedo

Ya no baila la luz en mi sonrisa
ni las estaciones queman palomas en mis ideas
Mis manos se han desnudado
y se han ido donde la muerte
enseña a vivir a los muertos

Señor
El aire me castiga el ser
Detrás del aire hay monstruos
que beben de mi sangre

Es el desastre
Es la hora del vacío no vacío
Es el instante de poner cerrojo a los labios
oír a los condenados gritar
contemplar a cada uno de mis nombres
ahorcados en la nada.

Señor
Tengo veinte años
También mis ojos tienen veinte años
y sin embargo no dicen nada

Señor
He consumado mi vida en un instante
La última inocencia estalló
Ahora es nunca o jamás
o simplemente fue

¿Cómo no me suicido frente a un espejo
y desaparezco para reaparecer en el mar
donde un gran barco me esperaría
con las luces encendidas?

¿Cómo no me extraigo las venas
y hago con ellas una escala
para huir al otro lado de la noche?

El principio ha dado a luz el final
Todo continuará igual
Las sonrisas gastadas
El interés interesado
Las preguntas de piedra en piedra
Las gesticulaciones que remedan amor
Todo continuará igual

Pero mis brazos insisten en abrazar al mundo
porque aún no les enseñaron
que ya es demasiado tarde

Señor
Arroja los féretros de mi sangre

Recuerdo mi niñez
cuando yo era una anciana
Las flores morían en mis manos
porque la danza salvaje de la alegría
les destruía el corazón

Recuerdo las negras mañanas de sol
cuando era niña
es decir ayer
es decir hace siglos

Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
y ha devorado mis esperanzas

Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
Qué haré con el miedo

Alejandra Pizarnik


martes, 12 de mayo de 2009

Última rima


La voz del pájaro canta los versos al amanecer,

esos versos fatuos, de rima dulce.


Mi sonrisa se enfría, mi boca enmudece.

Cuantas frases no dichas, cuantas almas

cansadas del silencio.


Desde este lugar no alcanzo a ver el pájaro,

aquel que canta los versos de esa canción desesperada,

aquel que murió en el intento de volar.

lunes, 11 de mayo de 2009

Exilio



Esta manía de saberme ángel,
sin edad,
sin muerte en qué vivirme,
sin piedad por mi nombre
ni por mis huesos que lloran vagando.


¿Y quién no tiene un amor?
¿Y quién no goza entre amapolas?
¿Y quién no posee un fuego, una muerte,
un miedo, algo horrible,
aunque fuere con plumas,
aunque fuere con sonrisas?

Siniestro delirio amar a una sombra.
La sombra no muere.
Y mi amor
sólo abraza a lo que fluye
como lava del infierno:
una logia callada,
fantasmas en dulce erección,
sacerdotes de espuma,
y sobre todo ángeles,
ángeles bellos como cuchillos
que se elevan en la noche
y devastan la esperanza.


Alejandra Pizarnik


domingo, 10 de mayo de 2009

Viejos Tiempos



El pelo ya no cubre toda su piel, ya no es rubio o colorado, ahora su color es indefinido, tenue. Su rostro y sus manos ya no tienen la firmeza de antaño. Sus pies ya no pisan con fuerza. Cada escalón perturba su andar, la mirada fija en cada paso, en cada momento de esa vida, ahora más débil.

La mira, como una diva que baja las escaleras del éxito y el éxito está en regresar a su lado, así, sonriente. La espera, ve su vida en cada rasgo de su rostro.

Cuentan las monedas, ¿pedirán otro café? Quizá es tarde ya ¡Vamos querido! Se alejan despacio, como en una procesión, no sé hacia donde van, solo sé que llegarán juntos.

sábado, 9 de mayo de 2009

Certeza


Vacío que hiere, presencia que aniquila, que persiste en la penumbra. Las hojas siguen cayendo, pronto abrigaremos el esperado olvido, el fatídico llanto. Despegarse de esa piel que corroe, que se alimenta de ese falso recuerdo, de esa errada mirada.

Vanas palabras, mudas de sentido. Monólogo infinito ¿Qué espero? Envejecer de posibilidades no realizadas, de utopías maquilladas.


Relojes martirizados por un tiempo infeliz, insatisfecho. Excusas que no concilian el sueño. Ya no quiero esperar, voy en busca de otros tiempos, de otras palabras, colmadas de significados presentes, de literalidad amena. Dulces ojos iré a encontrar, sonrisas sinceras y abundante realidad. Me despido, con la simpleza que merecen estas letras,

Adiós.

viernes, 8 de mayo de 2009

Sin rumbo fijo

Que más da, un alba o un atardecer. Esta maldita inconformidad nos hace pobres y mediocres, mendigos de una vida imposible. Una cárcel gigante con barrotes invisibles que nos ata sin remedio, a vivir esa vida absurda con sentidos vanos y alegrías inventadas.

¿Qué es real? ¿Qué es puro? ¿Acaso queda algo que no esté enviciado por ese olor nefasto a insatisfacción constante? Esa mugre resbalosa nos hace caer al vacío.


Uno tarda en darse cuenta. Algunos terminan creyendo que hay una salida, una solución ¿Existe tal solución o solo pequeñas dosis de una momentánea lucidez?

Y dice Alejandra “la sombra no muere y mi amor solo abraza a lo que fluye”

¿Acaso la solución que menciono no contempla ese amor que abraza lo inesperado, lo oculto que está por aparecer, lo sombra que intenta convertirse en luz?

jueves, 7 de mayo de 2009

Ella



Su silueta en mí, ya no puedo borrarte, no quiero hacerlo.

Perfil dibujado, exquisitos rasgos.


Sus ojos en mí, perturbadora mirada,

No dejo de contemplarte, no puedo hacerlo.


Sus huellas en mí, profundas marcas.

No solo son palabras, no solo es poesía.

Hay alguien detrás que no deja de ser ella, no quiere hacerlo.

miércoles, 6 de mayo de 2009

Equilibrio


Lo bueno y lo malo

lo concreto y lo abstracto

lo real y lo falso

mi deseo y tu silencio.

La razón y la locura

la alegría y el dolor

tu sonrisa y mi tristeza.

El olvido y el recuerdo

la risa y el llanto

la paciencia y el impulso

mi existencia y tu ausencia.


Los extremos no son buenos y carecen de realismo.